Recomendaciones de la OMS para prevenir el riesgo de contagios

Recomendaciones de la OMS para prevenir el riesgo de contagios

 

Mientras no se dispongan de más datos sobre el coronavirus  es conveniente seguir las recomendaciones de la OMS al respecto, las cuales consisten en tomar medidas preventivas sencillas, sobre todo en lugares cerrados y/o con alta afluencia de personas, que es importante que tengamos a mano para informar a nuestros pacientes.

 

Queremos recordaros estas medidas de prevención para reducir el riesgo de contagio.

 

 

 

 

· Entre estas medidas preventivas indicadas por la OMS resulta fundamental una buena higiene de manos y sobre todo en lugares donde haya una elevada afluencia de gente o bien en determinadas circunstancias en las que el contagio de virus y bacterias sea probable, como pueden ser colegios, guarderías, centros sanitarios y consultas médicas, restaurantes, etc. Esto cobra vital importancia en momentos en los que la probabilidad de contagio e infección es elevada, ya sea por la existencia de determinados virus o bacterias potencialmente patógenas en el ambiente, o por ejemplo donde haya personas con un sistema inmunitario débil como bebés, personas mayores o pacientes inmunodeprimidos.

 

· Es importante cubrirse la nariz y la boca con pañuelos desechables al toser o estornudar y tirarlos. Importante lavarse las manos con un jabón con elevado poder higienizante como medida profiláctica y para prevenir contagios.

 

· La prevención es fundamental, por lo que evita el contacto directo con personas con síntomas similares a la gripe.

 

 

 

 

 

· Además en caso de llevar mascarilla, es muy importante seguir una serie de pautas para usarla correctamente:

– Antes de ponértela, lávate bien las manos con agua y jabón con elevado poder higienizante.

– Cúbrete la boca y la nariz con la mascarilla, asegurándote de que no hay espacios entre la cara y ésta.

– Evita tocar la mascarilla mientras la llevas y, si lo haces, lávate de nuevo las manos con agua y jabón con elevado poder higienizante.

– Cuando la mascarilla esté húmeda hay que cambiarla. Si es de un sólo uso, no reutilizar.

– Para retirar la mascarilla, quítala por detrás para no tocar la parte delantera y tírala inmediatamente en un recipiente cerrado. Acto seguido, lavarse las manos con agua y jabón con elevado poder higienizante.

 

 

 

Comprometidos con ofrecer y potenciar un adecuado consejo farmacéutico a los pacientes para favorecer el empoderamiento y la mejora de la calidad de vida, os ofrecemos la descarga de este material para imprimir y entregar a vuestros pacientes en el día a día de la oficina de farmacia. 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies