OZODERM · CUIDADOS DIARIOS PARA LA PIEL DEL BEBÉ

CUIDA Y MIMA LA PIEL DE TU BEBÉ CON
ACEITES VEGETALES OZONIZADOS

Con unas características específicas y diferentes a las de un adulto, la piel de tu bebé necesita unos cuidados especiales durante los primeros años de vida para que esté bien protegida. Ya que es un 30% más fina, delicada, sensible y vulnerable, y no ejerce la función protectora adecuada, los aceites vegetales ozonizados la protegerán, favoreciendo su correcta maduración y desarrollo.

¿SABÍAS QUE…?

La piel del bebé es cinco veces más fina que la de un adulto, con un grado de queratinización menor y una barrera cutánea todavía no desarrollada. Todo esto hace que sea mucho más vulnerable a factores externos, necesitando unos cuidados especiales para reforzar su protección y evitar alteraciones frecuentes en su vulnerable piel.

LA IMPORTANCIA DE LA HIGIENE E HIDRATACIÓN

La piel del bebé tiene un pH ligeramente neutro (6,5), que es más propenso a sufrir irritaciones e infecciones. Para garantizar su protección y correcto desarrollo, es fundamental utilizar productos específicos formulados con un correcto pH, que ayuden a la formación del manto hidrolipídico de la piel y favorezcan su función protectora.

Una rutina adecuada basada en la higiene e hidratación para el cuidado de su delicada piel, ayudará a prevenir la aparición de alteraciones y patologías cutáneas conforme vayan creciendo.
Una fórmula innovadora a base de aceites ozonizados y activos naturales cubrirán las necesidades de su vulnerable piel, protegiéndola y cuidándola a diario.

CUIDADOS PARA LA PIEL DE TU BEBÉ DURANTE LOS PRIMEROS AÑOS DE VIDA

Utiliza productos formulados con un correcto pH, controlando la detergencia, el poder deslipidizante, la capacidad alergénica y de irritación de los mismos.

Los baños de tu bebé deben ser cortos y con una temperatura entre 36ºC y 38ºC. Evita los baños largos con agua muy caliente, que pueden favorecer la eliminación de lípidos de la piel, afectando a la función barrera.

Después del baño, seca correctamente la piel de tu bebé. Presta especial atención a las zonas de pliegues: cuello, axilas, zona del pañal, etc.

Sigue una rutina diaria de hidratación y emoliencia, y repítela tantas veces como sea necesario, utilizando productos ricos en aceites vegetales.

Evita el contacto directo de la piel del bebé con elementos irritantes como colonias o perfumes. Si quieres utilizarlos, aplícalos sobre la ropita.

Viste a tu bebé con prendas de tejidos naturales y transpirables, preferiblemente de algodón o lino 100%.

Lava su ropa con detergentes neutros e hipoalergénicos, evitando en todo momento el uso de suavizantes, que resultan irritantes.

Protege a tu bebé del sol directo. Utiliza protectores con filtros físicos y libres de perfumes preferiblemente, para así evitar reacciones alérgicas.

PRODUCTOS RECOMENDADOS

5/5
5/5
5/5
5/5

BENEFICIOS DE LOS ACEITES OZONIZADOS

SELLOS MÁXIMA HIDRATACIÓN

REPARADOR

SELLOS MÁXIMA HIDRATACIÓN

MEJORA DE LA FUNCIÓN BARRERA

SELLOS MÁXIMA HIDRATACIÓN

ANTIOXIDANTE

SELLOS MÁXIMA HIDRATACIÓN

HIDRATANTE