Educar para proteger tu futuro | Día Mundial de la Diabetes

 

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por altos niveles de glucosa en sangre debido a una producción insuficiente o una utilización inadecuada de insulina.

Existen diferentes tipos de diabetes:

    • Diabetes tipo 1 o insulinodependiente (5-10%). El sistema inmune ataca y destruye las células del páncreas, lo que se traduce en una producción deficiente o nula de insulina.
    • Diabetes tipo 2, no insulinodependiente (90-95%). Utilización ineficaz de la insulina por el organismo debido a unos malos hábitos de vida (peso corporal excesivo, sedentarismo, etc.)
    • Diabetes gestacional. Aparece durante el embarazo. Se desarrolla una resistencia a la insulina. Puede desaparecer o desistir.

El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo puede dañar gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente fibras nerviosas y vasos sanguíneos.

 

¿Qué es el pie diabético?

El pie diabético aparece cuando existen niveles inadecuados de glucosa en sangre y otros factores (hipertensión arterial, hipercolesterolemia…) que provocan un daño en los vasos sanguíneos y nervios de los pies (neuropatía diabética) que pueden producir complicaciones a medio-largo plazo.

Algunas recomendaciones para el cuidado de los pies:

    • Lavar los pies a diario con agua tibia y limpiadores syndet, que estén formulados a un pH de 5-5,5 y contengan Aceites Vegetales.
    • Secar los pies meticulosamente teniendo especial cuidado en las zonas interdigitales.
    • Examinar diariamente los pies.
    • Utilizar calzado adecuado e intentar no caminar descalzo.
    • Utilizar prendas y calcetines de algodón o lana.
    • Aplicar cremas hidratantes, emolientes y nutritivas.
    • Realizar ejercicio diario.
    • No fumar.
    • Seguir una dieta equilibrada y controlar los niveles de azúcar.
    • Visitar regularmente al podólogo.

 

Eficacia del Aceite ozonizado para el cuidado de la piel y las mucosas del paciente diabético

Higiene con Jabones de Aceite ozonizado

Aportan una higiene diaria suave y respetuosa, al oxigenar la piel, hidratarla y acondicionarla para recibir los productos de cuidado intensivo o de hidratación y emoliencia.

Cuidado intensivo con Aceite ozonizado

Favorece la regeneración de la piel, al oxigenar los tejidos aliviando el picor y el disconfort. Además, hidrata la piel al reforzar la función barrera y limita el sobrecrecimiento de microorganismos evitando complicaciones. Aplicar en zonas localizadas, dos veces al día.

Hidratación y emoliencia con las cremas de Aceite ozonizado

Efecto hidratante, emoliente y reparador. Refuerzan la función barrera de la piel, aliviando la sequedad cutánea y previniendo complicaciones.

Cuidado de la mucosa oral con la Pasta dental de Aceite ozonizado

Las personas con diabetes tienen una mayor probabilidad de tener enfermedad de las encías, con una infección e inflamación de estas. Por ello, recomendamos la higiene diaria con una fórmula que ayuda a disminuir el riesgo y a controlar las alteraciones que se suelen originar en el paciente diabético (inflamación y sangrado de encías, infecciones por hongos, sequedad, llagas, etc.)

 

infografia-dia-mundial-psoriasis

. Infografía ¿Qué es la diabetes?

. Infografía ¿Qué es el pie diabético?

. Infografía Eficacia de los aceites ozonizados en el cuidado del paciente diabético

.Díptico Prevención y Cuidado de la piel del paciente diabético

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies