El cuidado de la piel durante el embarazo y la lactancia | Semana Mundial de la Lactancia Materna

Lactancia_1

Uno de los vínculos más especiales que existen es el de una madre y un hijo, y la lactancia favorece esta unión. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida, siendo recomendable hasta los dos años como alimentación complementaria.

“Apoyar la lactancia materna para un planeta más saludable” ha sido seleccionado por la Alianza Mundial para la Lactancia Materna (WABA) como el tema de este año para la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020. El tema se centra en el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente/cambio climático y el imperativo de proteger, promover y apoyar la lactancia materna para salud del planeta y su gente.

¿Cuáles son algunos de sus beneficios?

La leche materna contiene nutrientes de fácil digestión para los pequeños, así como anticuerpos que ayudan al bebé a contraer enfermedades. Asimismo, en el caso de las mamás, disminuye el sagrado transvaginal ayudando a la evolución uterina.

En esta etapa, la mujer experimenta numerosos cambios en su organismo, y el cuidado de la piel, se vuelve fundamental durante los meses de gestación, así como tras el parto y la lactancia. Para evitar que todos los cambios físicos y hormonales que se van a producir en el organismo den lugar a cambios en la piel, es importante cuidarla durante los meses de gestación, parto y lactancia. Por lo tanto, será imprescindible utilizar productos adecuados para paliar esos trastornos en un periodo tan importante en la vida de la mujer.

 

 

CONTÁCTANOS PARA MÁS INFORMACIÓN

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies