#UnidosActuamos_Día Mundial de la Psoriasis

 

La psoriasis es una enfermedad que tiene un elevado impacto en los pacientes que la padecen no solo a nivel físico, sino también a nivel emocional y social, afectando a todos los ámbitos de la vida y disminuyendo considerablemente la calidad de la misma. Según la encuesta Next Psoriasis, realizada por Acción Psoriasis, la principal preocupación de la mayoría de los pacientes es conseguir disminuir la apariencia de las lesiones a largo plazo; además, el 45% de los pacientes con psoriasis están poco o nada satisfechos con su tratamiento, por lo que en España solo un 40% de los pacientes lo cumplen.

La psoriasis puede dar lugar a comorbilidades como artritis psoriásica, enfermedad intestinal inflamatoria, obesidad, riesgos cardiovasculares y diabetes. El objetivo principal siempre es mantener la piel libre de lesiones durante el máximo tiempo posible o conseguir que remitan.

 

Importancia de la adherencia al tratamiento y del consejo farmacéutico

 

Una adecuada educación sanitaria de los pacientes puede incrementar hasta un 80% la adherencia a su tratamiento. Es importante que conozcan su enfermedad, los avances terapéuticos y que se impliquen activamente en su manejo.

El seguimiento por parte del farmacéutico facilita la detección precoz de síntomas que pueden indicar una falta de adherencia o de eficacia del tratamiento pautado y poder, así, en colaboración con el médico, ofrecer una solución eficaz, y conseguir una mejora significativa de su calidad de vida. El farmacéutico, además, es el profesional sanitario de referencia para recomendar cuidados dermatológicos y hábitos de vida necesarios que faciliten una mejora en el día a día y, sobre todo, que minimicen el riesgo de aparición de comorbilidades asociadas.

Implicados con la salud de la piel de nuestros pacientes, desde Laboratorios Ozoaqua, proponemos un cuidado completo con productos formulados con Aceites Vegetales Ozonizados, totalmente complementario al tratamiento farmacológico y a las terapias indicadas. Nuestro objetivo es contribuir en la disminución de la sintomatología y controlar los brotes, logrando periodos de remisión más largos.

 

 

RECOMENDACIONES HIGIÉNICO-SANITARIAS

 

 

  • La higiene debe ser diaria para facilitar la eliminación de las células muertas en la superficie de la piel. Para ello, es recomendable darse baños con agua templada y utilizar jabones syndet respetuosos con la piel y con pH fisiológico, de forma que contribuyan a mejorar la sequedad y el picor de los pacientes con psoriasis desde el primer momento, como es el caso de los Jabones Syndet de Aceite ozonizado.  Debemos evitar el uso de utensilios que puedan irritar la superficie de la piel. Secar a ligeros toques, sin frotar, ya que podemos irritar la piel y desencadenar con ello un brote.

 

  • No aplicar perfumes, colonias o productos que contengan alcohol directamente sobre la piel.

 

  • Mantener una correcta higiene de las uñas, garantizando que estén siempre bien recortadas y limpias para evitar erosiones en la piel y sobreinfecciones.

 

 

  • Mantener una hidratación y emoliencia diaria de la piel, para disminuir la sequedad, eliminar la descamación y conseguir aliviar el picor. Las Cremas hidratantes de Aceite ozonizado, que disminuyen la pérdida de agua transepidérmica, reblandecen y reducen las escamas y mejoran la elasticidad de la piel, reduciendo el riesgo de fisuras. Una buena hidratación, ayuda a reducir el picor y la sensación de disconfort.

 

  • Evitar el exceso de abrigo, el uso de fibras artificiales y lana, ya que pueden producir picor y empeorar el estado de la piel.

 

  • La exposición a la luz solar y los rayos UVA son beneficiosos para las lesiones psoriásicas, ya que actúan sobre las células de la epidermis, produciendo un efecto inmunomodulador que se traduce en una disminución de la inflamación y en una disminución de la proliferación de los queratinocitos, mejorando el grosor y la descamación de las placas de psoriasis. Hay que utilizar siempre fotoprotectores, a poder ser altamente hidratantes y adecuados para pieles sensibles.

 

  • Ciertos medicamentos pueden agravar la enfermedad o incluso desencadenar un brote, como es el caso de algunos antiinflamatorios, antihipertensivos y todos aquellos que contengan yodo. En el caso de tratamiento con corticoide, éste debe ir suprimiéndose de forma progresiva.

 

  • Mantener una dieta equilibrada, rica en omega 3, conocido por su elevado efecto antiinflamatorio y unos hábitos de vida saludables, hacer deporte y evitar el estrés en la medida de lo posible.

 

  • Es importante evitar factores de riesgo como pueden ser el consumo de tabaco y alcohol, estrés, obesidad, traumatismos, infecciones.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies